Está en: Inicio > LOS PUEBLOS > San Martín del Agostedo

San Martín del Agostedo

.

En 1541 se incluye la parroquia de San Martín del Agostedo entre los Beneficios pertenecientes al Arcediano del Bierzo, situados dentro del Arciprestazgo de la Somoza. En la visita que el 22 de octubre de 1732 hace el Obispo Bermúdez a la parroquia de San Martín “el primer pueblo de la Somoza que se visitó” se nos dice que es un Curato de libre probisión de su ilustrísima, sácale la mitad de Diezmos el Cabildo de Astorga, quien tiene presentación en él Petita. Es Señor del Lugar “el Señor de las Regueras quien pone en él Justicia”. Debían estar en auge en San Martín las supersticiones, ya que el Obispo da un Mandato de Visita que dice: “Que se guarde el Mandato del Sr. Aparicio (obispo anterior) sobre quitar todo género de supersticiones”.
    Su iglesia parroquial sigue el esquema de las iglesias de la zona de una única nave cubierta por bóveda de cañón en la que se encuentra la Capilla mayor y a la que se añade, tardíamente, la nave del lado del Evangelio y la sacristía. En 1566 se hace un contrato con Juan de Agüero, “carpintero y vecino de Astorga” para hacer una nave que está caída en la iglesia de San Martín del Agostedo. En 9 de mayo de 1570 se hace un contrato con Rodrigo de la Fuente (maestro de cantería) estante en la Bañeza, para hacer una obra de cantería (Sacristía) para la iglesia. En 17 de Agosto de 1570 aparece como tasador de esta obra Juan de Alvear, aparejador de la catedral de Astorga.
    En la capilla mayor se ubica el retablo principal compuesto de tres cuerpos: banco, cuerpo central y ático, con tres calles. En 1756 se menciona por primera vez el retablo que se debería ya que se abonan 1669 reales al maestro que hace el retablo. Al año siguiente se abonan “al maestro que hizo el retablo y custodia 1998 reales”. Por el porte de traer el retablo se pagan 99 reales y 15 a los carreteros. En 1769 se abonan a Gregorio Durán “maestro que actualmente está dorando y estofando el retablo mayor”, 1300 reales de Vellón. No obstante hubo mas artistas que intervinieron en el retablo mayor como lo demuestran las siguientes anotaciones: “A Joaquín García, maestro, por guarnecer el retablo mayor, 461 reales”. Por fin en 1775 a Manuel García “que doró el retablo mayor, vecino de Astorga”, se le satisfacen por su trabajo 1000 reales. En la visita de 1767 se da un Mandato pidiendo “que se dore la Custodia”.
   

Iglesia

 El retablo lo preside la imagen de la patrona: Ntra. Sra. De la O, también de la “Expectación”. A los lados San Antonio de Padua y Santa Bárbara.
    En esta misma nave, derecha, entrando en el templo, se ubica el colateral del Santo Cristo. En 1739 se contratan a dos colaterales del Cristo y del Rosario, gastándose 5 reales en el remate público del contrato y entregando el Mayordomo de la iglesia los primeros 757 reales para la obra de los mismos. En 1745 se le entregan a los maestros de los retablos dos cargas de centeno. Al año siguiente María Revillo da un donativo de 918 reales para ayuda de pagar los dos retablos.
    Por fin en 1748 se da la liquidación del coste de los dos retablos: “Importaron los colaterales con su hechura, chicotes (ángeles), y todos los gastos 3544 reales y medio”.Se nos da el desglose de gastos: “Los 2000 costó el Santo Cristo y el de Ntra. Sra. Del Rosario, los 1544 reales y medio que se dieron a la iglesia por parte de la cofradía de dicha imagen”. En 1749 se gastan 293 reales “que llevo el pintor por dorar y pintar la caja del Santo Cristo”. El retablo del Cristo, de estilo barroco, se compone de un cuerpo central, ocupado por la caja con arco lobulado que cobija la Santa Imagen, del siglo XVII, enmarcada por columnas salomónicas y un cuerpo superior o ático que ocupa la imagen de San Martín. La imagen de San Martín se adquiere en 1741, abonando la parroquia por ella 110 reales, mas 150 de “bañar la imagen de San Martín”. En el retablo del Rosario preside un única imagen, la de la cabecera de la nave del Evangelio cubierta por bóveda de cañón, se asienta el retablo de Santa Catalina de finales del XVIII, tiene decoración rococó y columnas neoclásicas. Se reparten en él las imágenes de Santa Catalina, San Roque, San Mateo y San Miguel en el ático del retablo. Fueradel retablo la Virgen que llaman de “Los Remedios”, buene talla de transición del románico al gótico. Tiene la parroquia una buena Cruz pocesional, de plata, de finales del XV.
    En cuanto a las ermitas ninguna de las mencionadas en la documentación ha llegado hasta nosotros. Sobre la de San Pelayo se dice en 1723 que es “patrono el concejo y está bastante arruinada”. La de San Pedro, fundada en 28 de junio de 1671, se manda demoler en 1728, “poniendo en término de dicha ermita una Cruz”.
*Texto de: José Manuel Sutil Pérez.
 

[ Volver ]

Tablón de Anuncios Portal Transparencia

ACTIVIDADES Y EVENTOS

TELÉFONOS DE INTERÉS

  • Ayuntamiento: 987 631 193
  • Médico: 987 631 010
Más teléfonos
Reportaje casa museo
Financiación